SIMA TXOMIN IV Y TRAVESÍA LA BUENA-BORTAL

Un año más... celebramos la famosa salida de viejas glorias LAPIAZ, llamada cariñosamente  "La solo", este año nuestro objetivo son dos "clásicas" del País Vasco, la sima Txomin IV y la travesía de la Buena-Bortal.


 Ambas cavidades se caracterizan por ser "soplados" en minas, lo que les da un encanto especial entrando por antiguas galerías mineras con restos de todo tipo de la época de explotación .


El primer día nos decidimos por la mina Txomin que presenta diferentes posibilidades, nosotros nos decidimos por la IV que es sencilla y esconde la famosa "sala blanca", muy conocida por sus espectaculares formaciones blancas.


Una vez en la boca de entrada, según entramos giraremos a la derecha tomando una galería descendente, después solo nos queda seguir las marcas rosas en forma de flecha que nos llevan sin perdida hasta la gatera de entrada que da acceso al P 110 de la sima.


Desde aquí instalamos el pasamanos descendente y el pozo de 110 m. Una vez abajo subiremos hacia la izquierda buscando el acceso del P18 que nos conduce tras unos pasos estrechos a la Sala Blanca.


En la sala disfrutamos de las bellas formaciones, después de las fotos de rigor, ponemos rumbo a la superficie en busca de la ansiada cena de compadreo.


Al día siguiente nuestro objetivo es la travesía Buena-Bortal, después de la combinación de coches accedemos a la boca de entrada de la Buena. La travesía es sencilla y disfrutona, una primera parte de caminar con algunos resaltes nos lleva al paso de la Bocina que lo negociamos sin problemas.


Tras la bocina el pozo 59  nos dejan en la zona activa de la cavidad, después de avanzar unos metros nos enfundamos los neoprenos o el pontonier para entrar en la galería de los mareantes, la parte más bonita de la cavidad, una galería inundada de techo bajo con numerosas formaciones. Más tarde la galería desemboca en el P90 que al ser tantos se hace algo pesado por las esperas.


Desde aquí solo nos queda continuar por las galerías de la mina Bortal hasta la salida. Finalmente alcanzamos los coches llegando a la casa a la indecente hora de las 5 de la mañana. Eso si...no perdonamos las hamburguesas y las cervecitas de rigor.


Como despedida una copiosa comida en Castro Urdiales pone la guinda a la XV "Solo" de los Sol y Sombra..


TRAVESÍA ACEBO- RUBICIERA

Aprovechando un viaje familiar a Cantabria, acepto la invitación de mi gran amigo Toño de Guías Rivert (Ramales de la Victoria) para hacer la travesía Acebo-Rubiciera, travesía poco conocida hasta que hace poco salió a la luz por el rescate de varios espeleólogos.


Quedamos pronto en Ramales con Pedro, Javi y el otro Toño de guías Nor3. El día amanece lluvioso pero nos respeta lo justo para entrar en la sima del Acebo.



El acceso desde Entremazos a la sima del Acebo es bastante confuso y no está de más llevar GPS para evitarse paseos. 

La travesía comienza con una secuencia de cortos pozos que no presentan ninguna complicación, exceptuando un punto que conviene darse un tiempo por riesgo de caía de piedras.


Los famosos pasos del clotoris y el laminador anoréxico no tienen ninguna complicación, únicamente el paso de los bufidos nos obligará a "bufar" un poco pero con tiento y quitándose algún cacharro no presenta dificultad. Finalmente la galería Cardín nos pone en nuestro sitio, siendo la zona más exigente de la cavidad con una estrechez final que desde mi punto de vista es peor que los bufidos.


Más adelante llegaremos a la conexión con Mortero y Rubiciera, nosotros tomamos dirección Rubiciera, en esta zona hay que tener precaución ya que es muy perdedora y si no se conoce bien el camino nos puede dar alguna sorpresa (el camino no está casi balizado). Precaución ya que existen balizas que marcan otros recorridos y nos confundirán.


Ya en la boca de Rubiciera encontramos noche cerrada y una ligera llovizna, salimos por los nuevos pasamanos "made in Alfredo" que nos ayudan a superar los aéreos pasos de los cortados. 


Unas cervezas en la Gandara nos sirven de despedida, todos regresamos a casa con un buen sabor de boca y una nueva travesía en la saca.

Travesía entretenida pero física por los numerosos pasos estrechos, los pasos son asequibles para todo espeleólogo de complexión media. Para más información la descripción de nuestros amigos del AER es bastante buena:

 http://www.aer-espeleo.com/traveacebo.htm